Turismo arquitectónico en la Villa de Comillas


Comillas es una bonita ciudad con aires aristocráticos y un destino turístico de primer orden, sobre todo desde el punto de vista arquitectónico, ya que cuenta con varios edificios que representan el Modernismo Cantábrico. Podremos visitar increíbles edificios como el Palacio de Sobrellano y su Capilla Panteón, la Universidad Pontificia, “El Capricho” del catalán Gaudí o el Cementerio gótico.


Recomendamos una estancia como mínimo de 2 días, por lo que entre el alojamiento, comidas y transporte, posiblemente gastes más de lo que esperabas. Para estos casos, puede que te sea de interés pedir un préstamo rápido de forma simple, rápida y transparente y que te permitirá disfrutar sin ningún problema de esta estancia inolvidable llena de historia, anécdotas y curiosidades sembradas a lo largo de los siglos.


La obra de Gaudí, encargada por un familiar del Marqués de Comillas y conocida como “El Capricho” se alza en medio de la naturaleza. Se trata de un edificio ubicado muy cerca del Parque de Sobrellano, lugar donde también puedes ver el Palacio de los Marqueses y la Capilla.  Fue proyectado en 1883 y presenta algunos matices surrealistas con una original concepción arquitectónica y el uso de hierro en balconadas y balaustradas, además de la cerámica que hacer casi una obsesiva referencia a las flores del girasol.
El Palacio de Sobrellano fue levantado por orden del Marqués de Comillas en el mismo lugar donde se encontraba su anterior casa, esta obra del arquitecto Joan Martorell realizada entre 1881 y 1890 es un artístico edificio de estilo neogótico situado en un paraje por demás romántico. La obra destaca por su fachada de galerías y en la actualidad es utilizado como Centro Cultural y de exposiciones.


Adyacente al Palacio la Capilla-Panteón perteneciente a los Marqueses de Comillas, también fue construida por el catalán Martorell y cuenta con un exquisito mobiliario de Antoni Gaudí. Martorell siguió para levantar esta obra, los modelos del gótico perpendicular inglés y centroeuropeo, representando una de las últimas grandes obras realizada por la  Universidad Pontificia.
La Universidad Pontificia, declarada Bien de Interés Cultural, fue construida a finales del siglo XIX es de estilo neogótico-mudejar y de planta rectangular, contando con dos patios interiores separados por una construcción central más elevada donde fue levantada la iglesia y es también la entrada principal de la alta casa de estudios.


Pero si existe un lugar emblemático y que representa uno de los elementos más típicos de la Villa de Comillas es su cementerio. Mirando al mar ocupa el recinto de una antigua iglesia parroquial y data de fines del siglo XV.

Todos los mausoleos fueron diseñados por Domènech i Montaner y esculpidos por Llimona, destacando como figura más representativa el Ángel Exterminador a pesar que por todo el recinto podrás admirar infinidad de esculturas de ángeles y otros motivos religiosos de gran valor artístico.

Además, podrás disfrutar de la mejor gastronomía ya que gracias a su tradición marinera en la villa encontrarás restaurantes que proponen saborear los más típicos platos de la cocina de la región, entre ellos las rabas, el bonito y las más variadas sopas y preparaciones a base de mariscos recién pescados, sin olvidar su famoso cocido montañés. Y si la visita la realizas en la “Fiesta de la caballa” o la “Fiesta del erizo”, dos eventos gastronómicos emblemáticos de la villa, ya rizarás el rizo y saldrás enamorado para siempre de esta encantadora villa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que tu mensaje será previamente revisado antes de que aparezca en el blog.

- Ten paciencia que tu mensaje pronto será aprobado.
- Comenta sobre el Artículo o Video que veas en esta Entrada.
- No dejes Spam
- No dejes comentarios fuera de lugar.
- Si necesitas contactarme deja tu mensaje aquí con un correo para contactarte o utiliza la página de CONTACTO.
.